Machu Picchu significa “montaña vieja” en quechua.

Es el nombre contemporáneo que se da a una llaqta incaica, antiguo poblado andino construido antes del siglo XV en la cordillera Central al sur del Perú y a 2490 metros de altura. Su nombre original habría sido Llaqtapata.

Hay documentos que indican que se habría tratado de una de las residencias de descanso de Pachacútec, noveno inca del Tahuantinsuyo entre 1438 y 1470.

Sin embargo, algunas de sus mejores construcciones y el evidente carácter ceremonial de la principal vía de acceso a la llaqta dan cuenta de su origen anterior a Pachacutec y a su presumible utilización como santuario religioso.

Machu Picchu es considerada al mismo tiempo una obra maestra de la arquitectura y la ingeniería

Más allá de lo que podemos encontrar en algunos datos históricos, aquel que haya tenido la posibilidad de verlo, va estar de acuerdo en que se trata de un lugar muy especial. Un espacio de conexión con la tierra y el cielo.

Velos de misterio y espiritualidad asoman en Machu Picchu…

Allí, en esas alturas de paisaje inspirador, el ser humano comprende que su dimensiones son minúsculas en la inmensidad que lo rodea.

El respeto por todo aquello que nos trasciende, emerge.

La vida en contacto con la naturaleza, se agradece.

Solo las tradiciones ancestrales han logrado puntos de encuentro así de profundos.

¡El desafío de nuestra humanidad es la de volver a estas cumbres!

Ya lo han hecho culturas semidivinas, es tiempo de retornar hacia ellas.

videoPlayerId=e7aed6dd8

Ad will display in 10 seconds

Share
Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds