En Carolina del Norte una mujer fue arrestada por haber robado comida en una tienda de alimentación. Dos policías fueron a su casa y, al ver que tenía la nevera vacía, se gastaron 120 euros en hacerle la compra.

Las cámaras de seguridad de una tienda de alimentación de Carolina del Norte grabaron a una mujer de 44 años robando y fue arrestada. Dos agentes de policía fueron a su casa y ella, entre lágrimas, les explicó que había cometido el hurto porque tanto ella como sus hijos llevaban tres días sin comer y estaban hambrientos.

Según explica La Gran Época, la mujer les mostró su nevera vacía y les explicó que tenía una lesión cerebral que le impedía trabajar y por ello había acudido a varias iglesias y organizaciones para conseguir alimentos. No obstante, no recibió ayuda alguna y la única forma de dar de comer a sus hijos era robando.

Esta historia conmovió a los policías, que fueron a la tienda y se gastaron 120 euros en alimentos para llenar su nevera.

Share
Categorías: Vida

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds