La maestra filipina Elizabeth Miranda realiza cada día un trayecto de dos horas y cruza cinco ríos sólo para llegar a la escuela a dar clases. A pesar de su lucha diaria, continúa con la esperanza de que sus sacrificios tendrán impacto en sus estudiantes, y creará una ola de cambio en su comunidad.

La heroica profesora dijo que su cuerpo ya está acostumbrado al viaje y sólo es difícil cuando llueve porque con ese clima la corriente en los ríos fluye con más fuerza.

Elizabeth Miranda es la única maestra que puede educar a los niños que habitan en Sitio Barogante en Mindoro Occidental, porque es lugar es muy lejano

El viaje dura alrededor de tres horas, pero vale la pena

Si bien hay ríos que son fáciles de cruzar, también hay otros más difíciles o casi imposibles de cruzar sin la ayuda de un salvavidas o “salbabida”, como se dice en filipino . La maestra se muestra muy agradecida de las personas de la comunidad que le dan una mano para cruzar el torrente cada mañana.

Hay ríos que no puede cruzar sin la ayuda de un “salbabidas”

La escuela en la que enseña es una pequeña choza. Lejos quedan las comodidades que los salones de clases de ciudad sí tienen, como aire acondicionado o una televisión; tampoco cuenta con las herramientas educacionales necesarias. Miranda confesó que los niños ni siquiera tienen comida. A pesar de las deficiencias en las instalaciones, los estudiantes siguen acudiendo felices por aprender de la única maestra en la comunidad.

Ver la alegría en los ojos de los niños a medida que aprenden, le da a Miranda esperanza de que sus sacrificios no sean en vano

Hay momentos en los que quiere renunciar y duda si realmente puede hacer algo para cambiar las cosas y que el lugar mejore. En esos momentos de incertidumbre, se enfoca en su alumnos para continuar con esperanza. Al ver que el interés de los estudiantes crece durante cada clase, se mantiene positiva: trabaja para que las jóvenes mentes se enamoren del conocimiento. Sus sacrificios no se perderán porque los chicos aprenden.

Miranda también espera que la gente comience a notar su esfuerzo y ayude en su misión de enseñar a los chicos de Sitio Barogante. Con suerte, el gobierno construirá un puente o una mejor escuela para los niños y esta heroica maestra.

Este es el enlace completo de la historia (en idioma original):

Share
Categorías:Vida

Video