Cuando el oso bebé vagó por un patio suburbano en Arcadia, California, parecía que la cercanía no le daba temor ni sus alrededores. Y también le sucedió a la familia Liang.

La familia Liang se apiñaba alrededor de su puerta corredera de cristal para tomar fotos del avistamiento de este inusual oso negro bebé. El pequeño oso al principio parecía estar contento con convertirse en una estrella selfie, pero terminaría protagonizando una pelea memorable del patio trasero.

Se sabe comúnmente que donde hay un oso bebé, la osa madre está detrás. Esto era exáctamente lo que sucedió en el patio trasero de la familia Liang, algo que los Liang tuvieron que aprender.

La osa mamá entró en escena, aparentemente preocupada por la proximidad de la familia a su oso bebé. Podía verla de pie sobre sus patas traseras.

“Hay un bombardeo de fotografías”, dijo el padre. Siguieron tomando fotos, al parecer asumiendo que estaban bajo un pequeño peligro detrás de sus puertas de cristal.

Un oso podría estar de pie sobre sus patas traseras por dos razones: uno, están asustados y esto es un mecanismo de defensa y están tratando de verse grandes y amenazadores ante la cosa que les asusta; o dos, son curiosos y tratan de obtener una mejor visión. Cuando son amenazados, a menudo rugen o gruñen.

No está claro si la osa madre estaba nerviosa o curiosa, pero definitivamente estaba vigilando a su pequeño oso. La familia parecía impresionada por ella, y seguían grabando.

El oso bebé pronto decidió que ya no deseaba ser una estrella selfie pero quería mostrar su fuerza a la familia Laing. Para la consternación de los niños, el oso negro decidió tomar su flamenco inflable favorito.

A pesar de las protestas del niño, el oso bebé exhibió valientemente su fuerza mordiendo y agarrando el flamingo inflable gigante. Fue una temible batalla. Desafortunadamente para la familia y el flamenco desamparado, la osa mamá se fue con el oso bebé remolcado, llevando su presa – el inflable rosado – en su boca.

Por suerte, el flamenco inflable fue la única víctima. Pero, era un precio pequeño a pagar para conseguir estas imágenes y la asombrosa historia para compartir con otros.

Es fácil ver por qué la gente está disfrutando de este video con un pequeño y lindo oso, su mamá y el encuentro con un juguete de piscina inflable. ¿Qué harías?

Share
Categorías: Vida

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds