A medida que aumenta el número de animales que apoyan emocionalmente a las personas en los vuelos a través de los Estados Unidos, se sugiere que tiene que ver con eludir las pautas federales y evitar varios cargos. Este caso también parece que va por la misma situación.

Considerando la frecuencia con la que United Airlines aparece en los titulares como agresiva, y también por la forma en la que su equipo de relaciones públicas generalmente es un absoluto desastre en las redes sociales, lo cual es evidente, atacarlos es bastante fácil. Sin embargo, un incidente en el Aeropuerto Internacional Newark Liberty, es probablemente uno de los pocos casos en los que se puede entender la postura de la aerolínea.

A una pasajera se le negó la petición que hizo para permitirle abordar el vuelo con un pavo real como su “apoyo emocional”, a pesar de que esta persona había comprado un segundo billete solo para su exótica mascota. Este incidente podría decirse que fue el pináculo de los pasajeros que quieren saltarse las leyes federales, para no pagar los impuestos por trasportar mascotas y traer a todos y cada uno de los animales a bordo de sus vuelos, lo que fue depuesto de forma correcta por la aerolinea.

Fue negada la petición de llevar su pavo real a bordo. (Source: Twitter)

Al referirse al suceso, United publicó una declaración que decía: “El animal no cumplió con las pautas por varias razones, incluyendo su peso y tamaño. Se lo explicamos a la clienta en tres ocasiones distintas antes de que llegara al aeropuerto”.

Ella había comprado un boleto extra para el pájaro. (Source: Twitter)

En cuanto a la cuestión de los animales de apoyo emocional, las compañías aéreas añadieron que estaban “dedicadas a proporcionar un servicio cómodo y conveniente a todos sus clientes”. La declaración decía: “Sabemos que algunos clientes necesitan un animal de apoyo emocional para ayudarles en su viaje”.

Documentación requerida para los animales de servicio (Source: Instagram/@ankush_baedas)

“Con el fin de garantizar un mejor servicio a todos los pasajeros a bordo de nuestros vuelos, de conformidad con las normas gubernamentales, actualmente requerimos que proporcionen la documentación por  un médico profesional y que sea con al menos 48 horas de antelación”.

La historia fue compartida por primera vez en Facebook por The Jet Set y obtuvo respuestas de muchos de los que estaban tomando partido, tanto por United Airlines y por la mujer no identificada. Aunque uno esperaría que la mayoría de los comentarios condenaran a la mujer, sorprendentemente, estaban bastante divididos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Según la BBC, el pavo real se llama Dexter y es la mascota del artista Ventiko, quien regularmente documenta la vida del animal en su propia cuenta de Instagram. Mientras que las aerolíneas han permitido a los pasajeros con problemas emocionales y psiquiátricos llevar animales de terapia a bordo, estos han sido en su mayoría gatos y perros; nada tan impactante como un pavo real.

El pavo real pertenece al artista Ventiko (Source: Instagram/@dexterthepeacock)

Según Bushwick Daily, Veniko adoptó al plumìfero junto con su compañera Etta en 2015, para una exposición de arte en Miami. Más tarde donó a Dexter a una granja de Florida, pero se lo llevó cuando Etta y su descendencia desaparecieron. Desde entonces, la pareja ha sido inseparable y vive en la ciudad de Nueva York.

Eligió conducir a campo traviesa cuando se le negó la entrada en el vuelo (Fuente: Instagram/@dexterthepeacock)

Cuando a Dexter se le negó la entrada en el vuelo, Ventiko supuestamente intentó comprarle otro asiento, pero tampoco funcionó. Entonces decidió no viajar por avión y, en su lugar, cruzar el país hasta California en automóvil. Un mensaje de Instagram en la cuenta de Dexter después del incidente decía: “Pasé 6 horas tratando de tomar mi vuelo a Los Ángeles. Mañana mis amigos me llevarán a cruzar el país”.

Ha habido un aumento en el número de animales de apoyo emocional en los vuelos (Fuente: Instagram/@dexterthepeacock)

El aumento en el número de animales de apoyo emocional en los últimos años también sugiere que la gente está abusando del sistema para evitar pagar por transportar a sus mascotas. En 2014, una mujer quiso viajar con un cerdo, llamado Hobie, este defecó y no paraba de chillar antes de que el vuelo despegara,  sucediendo esto en la aerolínea US Airways.

Las directrices publicadas por el Departamento de Transporte de los EE. UU. enumeran lo que es aceptable y lo que no lo es con respecto a los animales de servicio y establecen una variedad de criterios que pueden dar lugar a que las mascotas no sean permitidas en los vuelos.

Las compañías aéreas están buscando directrices más estrictas (Fuente: Instagram/@dexterthepeacock)

Definiendo un animal de servicio como “cualquier animal entrenado individualmente o capaz de proporcionar asistencia a una persona calificada con una discapacidad”, declara que aunque se permite la presencia de una gran variedad de animales a bordo de un avión, los animales serán evaluados caso por caso. También establece que las compañías aéreas pueden negar el vuelo a los animales que son demasiado grandes o pesados, que representan una amenaza directa, que causan una interrupción significativa  o que tienen una prohibición al entrar  en un país extranjero.

A la luz de los hechos recientes, Delta Airlines ha tomado medidas enérgicas para controlar a los animales de apoyo emocional y está planeando imponer restricciones estrictas para frenar el continuo abuso de la política de las aerolíneas con respecto a estos asuntos. No es de extrañar que en un informe de las aerolíneas se afirme que el aumento en el apoyo emocional de los animales a bordo de los vuelos ha coincidido con un aumento del 84% en el mal comportamiento como orinar, defecar, morder y atacar en los vuelos.

Varias compañías aéreas han emitido declaraciones sobre el tema (Fuente:Instagram/@dexterthepeacock)

En una declaración de las aerolíneas en la que se afirmaba que “una falta de regulación ha conducido a graves riesgos para la seguridad de los animales no adiestrados en vuelo”, John Laughter, vicepresidente senior de Delta, Corporate Safety, Security and Compliance (Seguridad Corporativa, Seguridad y Cumplimiento Corporativo), dijo: “El aumento de los incidentes graves con animales en vuelo nos lleva a creer que la falta de regulación tanto en el control sanitario como en el adiestramiento de estos animales está creando condiciones inseguras en los vuelos de Estados Unidos”.

“Como líderes en seguridad, trabajamos con nuestro Consejo Asesor sobre Discapacidad para encontrar una solución que apoye a aquellos clientes con una necesidad legítima de estos animales, a la vez que priorizamos una experiencia de viaje segura y consistente”, agregó.

Los nuevos y actualizados requisitos vigentes a partir del 1 de marzo exigen que todos los clientes que viajen con un animal de servicio o apoyo presenten comprobantes de salud y vacunas con 48 horas de anticipación. Además, del requisito actual de una carta preparada y firmada por un médico profesional de salud mental con licencia, los que tienen animales de servicio psiquiátrico y animales de apoyo emocional también necesitarán proporcionar un documento firmado que demuestre que sus animales no son indisciplinados.

En una nota similar, las aerolíneas americanas estarán buscando añadir requisitos adicionales también. Una declaración emitida por las aerolíneas dice: “Desafortunadamente, los animales no entrenados pueden llevar a problemas de seguridad para nuestro equipo, nuestros pasajeros y perros de trabajo a bordo de nuestra aeronave. Estamos de acuerdo con los esfuerzos de Delta y seguiremos apoyando los derechos de los clientes, desde veteranos hasta personas con discapacidades, con necesidades legítimas”.

Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds