Un grupo de chicos salían a escalar en una playa local cuando vieron a una madre pato y a sus ocho patitos que caminaban entre las rocas. Cuando la madre decidió que era hora de saltar de las rocas y volver al océano, cuatro de los patitos la siguieron – pero los otros cuatro se quedaron atrás.

Después de ver los patos separándose, los niños, de 9 a 11 años de edad, entraron en acción. Localizaron rápidamente dos de los patitos perdidos y los trajeron abajo donde su mamá y hermanos esperaban en el océano. En el momento en que encontraron a los dos últimos patitos, sin embargo, la familia de patos se había separado ya, dejando a la pareja sola. Los niños esperaron cerca por un rato para ver si la madre pato volvía por los últimos dos, pero al ver que no lo hizo, decidieron que simplemente no podían dejar a los patitos solos.

JSPCA Animals’ Shelter

Los niños decidieron ponerse en contacto con el servicio de ambulancia de emergencia al Refugio de Animales JSPCA para ver si podía venir a recoger a los patitos abandonados. Cuando la ambulancia finalmente llegó, entregaron a los animalitos al conductor – junto con una lista de preguntas e instrucciones.

JSPCA Animals’ Shelter

Sólo para asegurarse de que los patitos recibieran el mejor cuidado posible, los niños escribieron una carta detallada para que el conductor de la ambulancia llevara al refugio, describiendo cómo encontraron los patitos, cuáles eran sus nombres y una lista de preguntas sobre los patos bebé que pensaron que el personal podría responder a fin de cuidar de ellos correctamente. Incluso incluyeron un adorable dibujo que expresaba lo mucho que ya amaban a sus nuevos amigos patitos, a quienes llamaron Wiggerly y Maxi.

Los patitos tenían sólo 2 días de vida cuando fueron rescatados, y ahora están a salvo con cuidado del Refugio de Animales JSPCA. Allí estaban todos muy agradecidos con los niños por rescatar a los patitos, e incluso se aseguraron de llamarlos para hacerles saber cómo estaban sus amigos.JSPCA Animals’ Shelter

“He llamado a los padres hoy y los he actualizado”, dijo a The Dodo un portavoz del Refugio de Animales JSPCA. “La madre estaba muy contenta de hablarme y de averiguar cómo iban. Los patitos están bastante bien, creciendo rápidamente y comiendo bien. Se vuelven fuertes y saludables, y pronto estarán listos para su liberación”.

El refugio planea mantener los patos por un mínimo de dos meses mientras crecen y maduran. Ellos tienen otros dos patitos mayores a su cuidado, y están esperando para liberarlos como un grupo.

JSPCA Animals’ Shelter

“Actualmente están en una incubadora con una estera térmica”, dijo el refugio. “Entonces se moverán a un área circular plástica para darles más espacio y tazas más grandes de alimento. A continuación, pasarán algún tiempo en un estanque poco profundo para acostumbrarse al buceo y comprobar que sus plumas impermeables están creciendo. Por último, se trasladarán a un estanque más profundo que es tan cerca como podemos simular a su entorno natural. Ellos aprenderán a bucear profundo y una vez listos, será llevados a un área segura del estanque”.

Gracias a un grupo de niños preocupados, Wiggerly y Maxi están recibiendo una segunda oportunidad en la vida, y estarán de vuelta en la naturaleza donde pertenecen muy pronto.

Share
Categorías:Naturaleza

Video