Muchos de nosotros conocemos esos sentimientos y pensamientos que corren por nuestras mentes cuando perdemos algo valioso, y no siempre es algo agradable. Eso es lo que le pasó a este padre australiano cuando intentó tomar su billetera y no estaba allí.

Beau Collins, ciudadano australiano, estaba absolutamente seguro de que su billetera estaba en su bolsillo la última vez que revisó. Uno puede imaginarlo parado en las cajas del supermercado con un carrito lleno de comida, buscando su billetera para pagar el total y luego darse cuenta de que sus bolsillos estaban totalmente vacíos.

Para los que han pasado por esto, después del primer pensamiento suele seguir la negación, ya que recorremos hasta el último rincón del coche y de la casa, la cesta de ropa, la lavadora y secadora, entre los cojines del sofá, debajo de los asientos del coche, sin querer admitir que la maldita cosa ha desaparecido.

©Facebook | Beau Collins.

Durante semanas, Beau se había aferrado a creer que su hija le estaba haciendo una broma y la había escondido en algún lugar de la casa… un pensamiento reconfortante tal vez. Beau estaba seguro de que al final aparecería, pero no fue así.

©Facebook | Beau Collins.

Es un hecho que, en los Estados Unidos, más de 1.000 carteras, bolsos o carteras son robados cada 2 minutos, pero no queremos enfrentar ese horrible pensamiento. Sin embargo, con el tiempo, podemos darnos cuenta de que se han ido: las tarjetas de crédito, la licencia de conducir, la tarjeta de seguro social y el dinero en efectivo. Entonces imagínate toda la molestia de volver a conseguir y reemplazar esos documentos.

©Pixabay | stevepb.

Afortunadamente, Beau nunca tuvo que pasar por todo ese lío.

Beau no esperaba recibir un paquete en el correo, pero un día llegó a su casa. Abrió la caja misteriosa, y ¿qué otra cosa podría haber sido sino su propia billetera, completamente intacta? todo en perfecto orden, tal como lo había dejado. Pero había más; ¡la cartera que regresaron venía con una nota explicando lo que había pasado! Decía:

Hola Beau,

Encontré tu billetera en la autopista.

Te la envío de vuelta cómo la encontré.

Siento mucho que la perdieras.

Cuídate

Bendiciones

©Facebook | Beau Collins.

¿Pero quién la había enviado? Beau quería encontrar a la persona para poder agradecérselo, pero, hasta el día de hoy, todavía no sabe quién fue. Publicó una foto en Facebook con la esperanza de encontrar al buen samaritano. Pero, para Beau, ¡fue un rayo de sol que le alegró el día!

Fe en la humanidad.. ¡restaurada!

©Facebook | Beau Collins.

Share
Categorías: Vida

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds

DESTACADAS Ver más