Las adivinanzas, acertijos y rompecabezas son muy útiles. No solo para los niños, sino también para los adultos. Parece que son solo por diversión, sin embargo, pueden mejorar muchos aspectos cotidianos. Pueden ayudar a adquirir las habilidades necesarias para enfrentar los desafíos cotidianos y aprender más rápido.

Por supuesto, es importante para los niños, pero los adultos también podrían tratar de mejorar esta habilidad. Cuando se trata de resolver un acertijo, se necesita persistencia y alta concentración.

Fuente: via GIPHY.

Todo esto tiene un efecto positivo en el cerebro. Si se trata de un trabajo en equipo, las habilidades sociales tienen lugar en tal situación. El beneficio especial de los juegos de acertijos es mejorar la memoria.

Andrey_Kuzmin / Shutterstock.com

Por lo general, para todos, con el tiempo, la cantidad de información que antes se mantenía en la cabeza es mucho menor que antes. La gente puede tener problemas para recordar los nombres y apellidos, los números de teléfono. Para mantener la memoria sana, uno tiene que entrenarla todo el tiempo; por ejemplo, crucigramas rompecabezas un par de veces a la semana, resolver tareas lógicas para memorizar temas, etcétera.

Fuente: via GIPHY.

Por supuesto, en este caso, como en todas partes, necesitamos encontrar el centro dorado. Está claro que sentarse junto a la computadora 5 horas al día no es tan bueno para la vista y la salud en general. Sin embargo, algunas adivinanzas y actividades de lluvia de ideas varias veces a la semana pueden ser una herramienta mágica para mantener la memoria y obtener algo de distracción de los problemas cotidianos.

Fuente: via GIPHY.

Este acertijo requiere un poco de tiempo y atención. No es tan difícil, pero puede ayudar a entrenar el cerebro y divertirse un poco.

¿Dónde está el error?

¿Puedes verlo? Si no, inténtalo un poco más.

Fuente: via GIPHY.

¡Y aquí está la respuesta!

El entrenamiento mental se puede comparar con el entrenamiento físico: los instructores de fitness aconsejan cambiar regularmente los ejercicios para que los músculos no estén acostumbrados a cargas monótonas. Los principales enemigos del pensamiento flexible son la pereza y la monotonía de la vida, y los mejores antídotos para ellos son el desarrollo de nuevas actividades: áreas de conocimiento antes desconocidas.

Fuente: via GIPHY.

Por lo tanto, aprovisionarse con seguridad en crucigramas, ajedrez, tareas lógicas; todo esto es alimento para la mente.

Share
Categorías: Entretenimiento

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds