Cuando el perrito Morgan desapareció de casa, su pequeña dueña supo que haría todo lo posible por encontrarlo. Pero tenía un pequeño problema… no tenía ninguna fotografía de Morgan, así que ¿cómo le iba a pedir a la gente que la ayudaran a buscarlo si no sabían cómo era su aspecto? Pues bien… estos son los carteles que la niña colgó por toda la colonia Obrera, en la delegación Cuauhtémoc (Ciudad de México), el sitio donde reside la pequeña:

Facebook: Protectora de Animales Mexico.

Rápidamente todos los vecinos del barrio conocían los carteles. ¡Y no es para menos! La niña tenía tantas ganas de que Morgan volviera a casa que no le importó no poder aportar ninguna fotografía: ¡les enseñó a todos su aspecto con su mejor dibujo! Un acto tan tierno y bondadoso hizo que el corazón de todos se encogiera: tenían que encontrar al perrito a toda costa.

Facebook: Protectora de Animales Mexico.

¡Y gracias a ese dibujo, Morgan volvió a casa justo ayer! ¿Quién habrá tenido la suerte de llevarse ese chocolate como recompensa? Esta linda historia nos recuerda que no importa lo difícil que sea nuestro camino, cuando de verdad queremos conseguir algo, encontramos una solución para vencer cada obstáculo.

Share
Categorías:Vida

Video