En la mayoría de nosotros, tener un juguete “amigo” de peluche, es un gran recuerdo de la infancia.

Charles Mourtouphis y su hija de tres años vieron a un pobre osito de peluche tirado en el estacionamiento de Maine Mall. Su hija quería “rescatarlo” de la lluvia. Y generalmente, Charles no deja que su hija se lleve a casa las cosas que se ha encontrado, pero sintió un significado especial por ese oso.

Así que lo publicó en las redes, con la esperanza de encontrar a su legítimo dueño.

No cabe duda, que todos los hilos, están manejados desde “arriba”. Y solo están esperando ver si nuestro corazón es bondadoso o no, o qué rumbo tomamos en cada decisión de nuestra vida.

Mientas, esto acontecía, la otra parte de la historia, te conmoverá hasta las lágrimas.

Nathan Lambert, de tres años de edad, perdió a su amado padre en un accidente automovilístico.


10 News

Poco después de que su padre falleciera, la tía de Nate le regaló un oso conmemorativo que lleva un suéter con el nombre de su padre y una inscripción que dice “papá siempre está aquí”.


NBC Washington

Las alas en la parte posterior del suéter significan que su padre es ahora un ángel, según su madre Kelsey Higgins.

A Nathan le dijeron: “Si extrañas a papá, abraza al oso, si quieres hablar con papá, habla con el oso”.


WBIR News

Entonces, Nate, se aferró a su oso de peluche que le recordaba a su padre.

El peluche ha sido capaz de aliviar mucho el dolor que el niño sentía porque echaba de menos a su padre.

Nate “tiene tres años, así que no sabe cómo verbalizar lo que siente… el oso ha ayudado mucho”, relató su madre.

El peluche, a quien Nate llamó “Papá oso”, iba a todas partes con el pequeño.

Fue aquí, que las historias se cruzan.

Nathan estaba en el centro comercial de Maine con su madre para que le tomaran sus primeras fotos familiares desde que murió su padre.

El oso no llevaba su suéter simbólico cuando de pronto se perdió.

Kelsey buscó en el centro comercial y el estacionamiento después de que el juguete de peluche desapareciera, pero no pudo encontrarlo.

Fueron unos días difíciles sin el oso para el pequeño niño y su mamá.

“Su hora de acostarse suele ser a las 8:00 p. m., sin ‘Papá oso’, se ha quedado sin dormirse hasta cerca de las 11:00 p. m.”, cometó con sufrimiento la madre.

Kelsey quedó gratamente sorprendida de lo rápido que se difundió en las redes la noticia de la desaparición del oso.

“El hecho de que mucha gente se preocupara y tratara de ayudarnos a encontrarlo fue increíble”, dijo.

Las historias del bondadoso corazón de la hija de Charles de 3 años de edad y de Nate Lambert, también de 3 años, nos hacen recobrar la esperanza en un mundo mejor, llevado a cuestas por esta singular generación tan joven de buenos ciudadanos… educados por padres que saben educar hacia el bien a sus hijos.


10 News

¡Ha vuelto de nuevo a casa, un osito tan valioso para Nate de 3 años, compañero de viaje, en tan irreparable pérdida… rescatado por un acto de bondad de una niña de también, tres años de edad.

Increíble, ¡verdad!

Da esperanza a los tuyos, compartiéndoles esta enternecedora historia.

Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds