Cuando una pareja de Indiana posó para las fotos después de sus nupcias en agosto, no esperaban que un colorido pavo real les robara la atención y entrara en escena.

Tamatha y Emile Conway intercambiaron votos el 25 de agosto en el interior del Castillo de Meyer en Dyer, Indiana. La finca, ubicada en 10 acres de tierra (40.400 m2) a sólo 35 minutos de Chicago, es el hogar de dos coloridos pájaros.

La novia Tamatha Conway le dijo a ABC News que los pavos reales no estaban en el espíritu de la boda.

“No estaban participando”, dijo. “Intentaba literalmente sacar fotos con ellos, y se alejaban. No se quedaban quietos”.

Pero al final, el pavo real robó toda la atención en las fotos de boda de Tamatha y Emile Conway el 25 de agosto de 2017 en el Castillo de Meyer en Dyer, Indiana.

Eso fue después de sus nupcias, cuando los novios posaron para las fotos habituales.

“Fue muy extraño, porque en ese momento, caminaba a través de la foto”, recordó la novia de 47 años, refiriéndose al pavo real.

La presencia del pavo real también sorprendió al fotógrafo Darryl Hammond, ya que de algún modo “arruinó” la escena.

“De la nada, el pavo real simplemente cruzó”, le dijo a ABC News. “Yo retrocedí un poco… porque vi el pavo real en la parte inferior de mi cámara y me quedé tomando fotos”.

Hammond, que ha sido un fotógrafo profesional de bodas por más de 6 años, dijo que podía escuchar a algunos de los 110 invitados de la boda riéndose, pero no sabía por qué. Más tarde, al revisar sus fotos, comprendió.

La joven dama de honor, Kaitlyn, que también es la hija del novio de una relación anterior, aparecía haciendo una cara graciosa que expresa su conmoción durante el momento.

“Esta fue la toma más extraña pero divertida que he hecho. Fue épico”, dijo Hammond. “Fue un momento épico para mí, y para la pareja también”.

Share
Categorías: Vida

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds