Echar a una rata de un cuarto de baño cuando tienes un gato parece una solución bastante razonable. Los gatos son depredadores naturales y suelen atrapar a pequeños roedores.

Resulta que, sin embargo, las ratas son a veces demasiado grandes para un gato doméstico.

Poco después de usar una escoba para asustar a la rata que estaba detrás del fregadero, este chico se dio cuenta de que había cometido un error muy, muy grande. En cuanto la rata salió de su escondite, el chico gritó como si hubiera visto un asesinato sangriento, mientras su pobre gato intentaba desesperadamente buscar una superficie alta a la que subirse.

Es una actitud un poco… ¿cobarde?, ¿ridícula?, pero seguramente muchos otros hubieran actuado igual o peor. Lo que más me ha impactado es la reacción del gato, siempre había creído que eran criaturas valientes y que no se achantaban ante nada ni nadie. Quizás haya salido a su dueño, por lo que suelen decir de que las mascotas se parecen a sus dueños.

Bueno, la otra cosa más sorprendente después de los gritos desconsolados y la carrera que se pegaron por todo el baño, fue el hecho de salir por la puerta y dejar a su gato atrás, sin importarle su destino, hasta se puede ver en el vídeo cómo le pilla la cabeza con la puerta justo antes de abrirla de nuevo para que pudiera salir.

Los dos lograron escapar del baño. Pero el destino de la rata es aún desconocido. Aunque no te lo creas, la casa ahora es de la rata. Así es como se recompensa a los reyes rata. Echa un vistazo al vídeo y disfruta, pocas veces se ven cosas tan divertidas.

¿Qué te ha parecido? ¿Habías visto algo parecido antes? ¿Qué hubieras hecho tú en su lugar? ¡Publica tus impresiones a continuación en la sección de comentarios!

¡No olvides compartirlo con todos tus amigos y familiares!

Share
Categorías: Entretenimiento

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds