Una mujer neoyorquina que llevaba dos años viviendo en un refugio para personas sin hogar con sus tres hijos se presentó a trabajar un día y conoció a un nuevo empleado y le  asignaron la tarea de capacitarlo. Resulta que este nuevo empleado era en realidad su jefe disfrazado. Después de que ella lo capacitó con su excelente ética de trabajo y actitud positiva, su destino cambió de la noche a la mañana; fue bendecida como nunca antes.

Cuando Angel trabajó en Modell’s Sporting Goods en la ciudad de Nueva York en 2013, ella,  tuvo que entrenar a un nuevo empleado, Joey, quien le dijo a Angel que él solicitó el trabajo porque su pizzería acaba de cerrar. Escuchando eso, lo primero que hizo Ángel fue animar al hombre.

©YouTube Screenshot | CBS.

“Joey, creo que eres muy valiente”, le dijo Ángel. “Creo que a veces podemos tener altibajos y también malas experiencias, pero mientras tengas un impulso y empuje las cosas mejorarán. Vas a estar bien”. Ángel también compartió acerca de sus propias dificultades para criar a tres hijos como madre soltera, y agregó que todos viven en un refugio, esto lo hizo para animar a Joey.

©YouTube Screenshot | CBS.

Joey estaba sorprendido por su actitud positiva y profundamente conmovido por su disposición a ayudar a la gente incondicionalmente.

Después del “entrenamiento”, Joey reveló que su verdadera identidad, el  era Mitchell Modell, director ejecutivo de la tienda de artículos deportivos. Ángel estaba siendo parte de un episodio de Undercover Boss sin saberlo.

©YouTube Screenshot | CBS.

A lo largo de su “entrenamiento”, Modell quedó tan impresionado por el entusiasmo de Ángel en el trabajo, así como por sus habilidades de servicio al cliente.

“Mi primera impresión con Ángel fue, ¡estoy asombrado!”, dijo Modell. Ella entiende lo importante que es el servicio al cliente y es genial. Como CEO, las cosas en las que creo están siendo filtradas hasta el nivel de la tienda”.

Estaba tan impresionado con el profesionalismo de Ángel, incluyendo como ella se preocupaba por la compañía, que decidió ascenderla como  asistente de gerencia, con un aumento de $14.000 dólares.

Ángel estaba muy emocionada y estalló en lágrimas.

Modell dijo que estaba devastado al enterarse de que una de sus empleados dormía en la calle, en las paradas de autobús y ahora en un refugio para indigentes.

“Yo soy el que decide cuánto se paga a nuestros asociados”, dijo Modell. “Saber que una de nuestras empleadas no tienen hogar me enferma”.

En lágrimas, dijo que le mató pensar que Angel y sus hijos no tenían hogar.

“Quiero que te vayas de allí inmediatamente”, le dijo. Luego le ofreció un cheque de $250.000 dólares para comprar su propia casa.

En ese momento, Ángel se derrumbó por completo y cayó al suelo.

Después, Ángel dijo emocionada: “Quiero decirles a mis hijos que ya no volveremos al refugio, que vamos a tener nuestra propia casa. Pueden salir corriendo, jugar en su patio trasero. Pueden ser niños”.

Esta es realmente una historia conmovedora, donde muestran generosidad,  y como al ser amable, considerado, y además la buena ética en el trabajo, será recompensada. Aunque no sea ahora, algún día tal vez lo será.

Mira el video:

videoPlayerId=c786d84b7

Ad will display in 10 seconds
Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds