La gente tiene una ciertos prejuicios con los deportistas, por lo general no imaginamos que sean personas aficionadas a la lectura. Pero como dicen: No juzgues un libro por su portada.

Probablemente es raro pensar que un jugador de la Liga Nacional de Fútbol se tome un tiempo fuera de su horario para leer cualquier cosa que no sean libros de jugadas, pero no es el caso con este lector dedicado.

Incluso está trabajando para que los niños lean, y en esta época parece una hazaña imposible.

Andrew Luck, el mariscal de campo de los Colts, podría ser mejor conocido por leer defensas, pero ha estado enamorado de la lectura toda su vida. Ahora que ha llegado a la etapa más importante del fútbol, está usando su fama para animar a los aficionados a mantener la mente ágil con la lectura.

“No creo que tenga una especie de revelación consciente, un recuerdo de: “La primera vez que leí un libro fue aquí o allá. Siempre recuerdo haber disfrutado de la lectura y siempre había libros en nuestra casa”, dijo a CBS News.

Luck creó un club de libros para sus fans, llamado “The Andrew Luck Book Club“. Comparte sus sugerencias con el club a través de su sitio web.

Incluye una opción para lectores más jóvenes, o “novatos”, y otra para “veteranos”, que incluye selecciones que está leyendo actualmente. Después de eso, los fans leen, consideran y discuten los libros sobre medios sociales.

“Solo elijo un libro, o dos, uno para novatos y otro para veteranos, una vez al mes”, dijo Luck. “Trato de mantenerlo muy simple”.

“Los Rookies son generalmente los libros que leía cuando era niño”, continuó.

“Y entonces los libros veteranos son algo así como lo que estoy leyendo ahora, y pensé que sería una forma divertida de animar a la gente que no leería, a leerlo y escogerlo”.

Luck también graba un programa de radio mensual, donde discute sus selecciones y habla con los autores.

“Un pequeño cambio de roles en cierto sentido”, dijo Luck. “Siempre hay un poco de respeto mutuo y afecto”.

Incluso intenta mantenerse activo con su club de lectura mientras compite, aunque admite que es mucho más difícil mientras estudia esquemas, defensas y juegos.

“Definitivamente no leo tanto cuando estoy en temporada”, admitió.

“No hay tiempo, probablemente antes de acostarme, diez minutos, solo para aclarar mi mente, y siempre he sentido que me ayuda a dormir”.

La meta del club es introducir libros a quienes que no elegirían leerlo de otra manera o no tienen hábitos de lectura.

“En una especie de visión realmente simplista, el objetivo es que un niño tome un libro, tal vez de otra manera no lo haría, y se divierta leyendo”, dijo Luck. “Eso para mí sería un buen día”.

Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds