videoPlayerId=ad7c0dcf3

Ad will display in 09 seconds

Un autodenominado “profesor chiflado” y padre, construyó recientemente un loco paseo para sus hijos, impulsado enteramente por sopladores de hojas en Australia.

Ayudado por el uso de un soplador de hojas para empujar a su hijo Samuel, de 9 años, en un columpio, Jacob Strickling utilizó un viejo coche, algunos trozos de madera, tornillos, dos sopladores de hojas y cuerda para construir el paseo.

Samuel fue el primero en probar el invento, pero el coche fue propulsado sorprendentemente rápido por los poderosos sopladores y, a medida que avanzaba, chocó contra un árbol, derribando uno de los sopladores.

Samuel, correctamente, declaró que el viaje era “demasiado peligroso” y regresó a casa.

No contento con haber estado a punto de lastimar a su hijo, Strickling convenció a su hija Mikalah, de 11 años, que probara el Batmóvil propulsado por un soplador de hojas. Después de varias colisiones, ella también decidió que ya había visto suficiente y se fue.

“Todo está bien, ese final está bien”, declaró Jacob, “¡aunque los niños de los vecinos no podrán usar este singular aparato!

Share
Categorías: Entretenimiento

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más