El dueño quiere motivar a sus clientes a mantenerse delgados.

El dueño de un restaurante chino ha decidido tomar medidas extremas para ayudar a sus comensales a controlar su peso y mejorar su estado de salud, para ello utiliza un curioso sistema para motivar a sus clientes a mantenerse delgados.

Zhao Long, dueño del local de comida, instaló barrotes en la entrada del restaurante, las barras de hierro están puestas con distintas separaciones desde la más pequeña a la más ancha.

Los clientes deben ingresar a través de esos espacios, donde los de menor diámetro tienen descuentos especiales según la delgadez de cada persona y el más pequeño equivale a comida y cerveza grátis.

El espacio más angosto tiene solo 15 centímetros de diámetro y aunque suena casi imposible que un adulto pueda pasar por allí, el propietario asegura que todos los días al menos una persona logra hacerlo. Luego sigue uno de 18 cm y así sucesivamente hasta los 30 cm.

Zhao Long

Zhao Long

Aunque ofrece grandes descuentos a los que son capaces de pasar entre las barras, agrega que en realidad su particular sistema ha atraído a un montón de clientes y que cada día llegan decenas de personas para pasar por “el desafío de los barrotes”.

Además, Long cree que es una muy buena medida para promover un estado saludable para el cuerpo de sus clientes.

videoPlayerId=0d0f01332

Ad will display in 10 seconds
Share
Categorías: Entretenimiento

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds