Un grupo de mujeres que celebraban la despedida de soltera de una de ellas en un hotel en Escocia se llevaron a casa un recuerdo inolvidable y particularmente inquietante:

Como corolario del fin de semana de diversión, decidieron hacer una clásica foto grupal.

Al no haber nadie en los alrededores a quien pedirle que tomara la foto, pusieron la cámara en automático y esperaron  hasta que se disparara sola.

Así lo hicieron dos veces.

Horas más tarde, revisaron las tomas y  quedaron  en shock por un “detalle” bastante espeluznante que aparece con claridad en una de las fotografías:

En la segunda fotografía aparecía un niño, agachado entre los troncos.

Quedaron tan conmocionadas por las imágenes que de inmediato buscaron en Internet datos sobre la propiedad.

Y se toparon con algo que las asustó aún más.

En la zona se cuenta que hace muchos años, un niño sonámbulo salió dormido a recorrer esa misma propiedad, se cayó en un lago y murió ahogado.

Lo llaman el niño azul.

Luego del trágico episodio, el personal comenzó a notar que cosas aparecían fuera de su lugar.

Sea esto cierto o no, la futura novia y sus amigas se fueron del hotel antes de lo previsto.

Aseguran que la fotografía no está trucada y que en verdad se asustaron por lo ocurrido.

Al parecer, las fotografías suelen ser especialmente importantes a la hora de revelar espíritus o fantasmas.

En ellas, se puede ver lo que en el momento no resulta evidente a simple vista.

El vídeo que aquí les dejamos, comenzó a circular a comienzos del 2018 y rápidamente se hizo viral.

Esperamos que lo disfruten y agradeceremos mucho vuestra opinión.

videoPlayerId=7da47ceba

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Asombroso

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más