Chelsea Haley, una maestra de escuela de 24 años, pensaba que no podría soportar el mal comportamiento de uno de sus estudiantes hasta que reflexionó y decidió congraciarse con él.

El chico de nombre Jerome Robinson demostraba que su fama de niño rebelde no era nada inventado por sus compañeros, su actitud en el aula no permitía que las clases se desarrollaran con soltura.

Debido a su mal comportamiento, Chesea llegó a pensar: “Yo no quiero hacer esto más, no quiero ser profesora”.

Cuando finalmente Jerome fue suspendido de sus estudios Chelsea decidió acercarse un poco más a él pensando que debía construir una relación más cercana y constructiva.

Cuando conoció la casa del joven, descubrió que vivía en condiciones de extrema pobreza y eso le conmovió el corazón.

Una noche la profesora tuvo un sueño en el que Dios le manifestaba que iba a ser la madre de Jerome, cuando despertó le causó risa aquel sueño y no creyó que pudiera ser real algo así.

Sin embargo, al día siguiente se reunió en la casa de Jerome con la madre de él para decirle algunas cuestiones de sus estudios. En un momento inesperado aquella madre le dijo que se quedara con sus dos hijos porque las condiciones económicas por las que estaba pasando no le permitían encargarse de ellos.

Después de reflexionarlo varios días, le comunicó a la madre de Jerome que sí podía hacerse cargo de los niños y que deseaba empezar los trámites de la adopción. Lo que ocurre después te invitamos a descubrirlo en el vídeo que tenemos para ti en la parte superior de esta página.

videoPlayerId=ff279c5cf

Ad will display in 10 seconds

Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds