Mucha gente comenzó el Año Nuevo con resoluciones para mejorar salud. Pero no es fácil hacer este tipo de cambios.

A veces se necesita un llamado de atención para motivarnos a hacer cambios en nuestras vidas. Una madre llamada Crystal Dawn Turk, los problemas cardíacos de su padre la hicieron darse cuenta de que necesitaba un cambio y rápido. No iba a ser fácil; había estado con sobrepeso por casi dos décadas.

Al principio, le costó dejar el sedentarismo y arrancar con ejercicios físico. Pero no se rindió.

Fuente:Instagram.

Al filmarse y tomarse fotos, Crystal no solo pudo ver su progreso, sino que también la ayudó a mantenerse responsable y comprometida. Fue un viaje lento y difícil, pero al final su arduo trabajo valió la pena.

¡Cristal bajó 71 kilos! ¡Increíble!

Fuente:Facebook.

Incluso ahora, sigue esforzándose por alcanzar nuevas metas. Por ejemplo, su hermano la desafió a subir una montaña con un peso de 9 kilos. Además de aceptar el desafío, decidió llevar el doble.

El aliento de Crystal a los demás es: “¡Pon tu mente en lograr algo y lo harás!”.

Fuente:Instagram.

Hoy en día, Crystal trabaja como entrenadora personal, algo que solo es posible gracias a su decisión de poner como prioridad su propia pérdida de peso y objetivos relacionados con la salud.

Si el camino de Crystal te incitó a mantenerte fiel a tus propias metas de pérdida de peso, ¡comparte su historia para inspirar a otros!

Share
Categorías:Historias

Video