Hay muchas personas bondadosas en este mundo, y con frecuencia sus buenas obras pasan desapercibidas. A menos que tengas una cámara o un teléfono…

En mayo de 2017, cuando esta señora y su esposo, John, salieron a dar un paseo por Llangennith, Swansea, se encontraron con una escena angustiante.

Una oveja había caído al arroyo, y su lana mojada y empapada de agua no dejaba que pudiera salir. Estaba parada allí helada y sin poder moverse, con su cordero bebé corriendo por el borde lamentándose y angustiado. Con un vellón tan pesado, la oveja estaba en peligro de ahogarse.

“No podíamos pasar y dejarla morir”, dijo la mujer mientras su esposo se preparaba para meterse en el agua.

Entonces John se metió al agua en un esfuerzo por levantarla, pero parecía demasiado pesada para moverla. Sabía que moriría si la dejaban allí, pero ¿cómo podría sacarla?

Siguió tratando de levantar sus patas traseras hacia la orilla, pero desafortunadamente, la oveja seguía resbalando hacia el agua helada.

Mira el video para ver cómo le va a la pobre oveja.

videoPlayerId=14da4c7e8

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Naturaleza

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más