La filipina americana Jessica Cox, que nació sin brazos, no se limitó a dominar algunas habilidades y aprender a vivir una vida ordinaria, sino una vida realmente extraordinaria.

¿Qué la hace extraordinaria? A la edad de 10 años, comenzó a aprender taekwondo y ganó el rango de cinturón negro cuatro años después. A los 17, obtuvo una licencia y aprendió a conducir con los pies para manejar el volante.

Fuente: Elle Singapore.

A la edad de 22 años, pensó en tomar clases de vuelo y recibió una licencia de piloto tres años más tarde. Incluso recibió un Guinness World Record por ser la primera mujer en volar un avión con sus pies.

Fuente: Arizona Daily Star.

Cuando Jessica llegó a los 34 años, ya sabía realizar muchas actividades al aire libre, de las cuales te sorprenderás cuando veas las imágenes.

Haciendo Surfing Fuente: Elle Singapore.

Buceando. Fuente: Elle Singapore.

Haciendo equitación Fuente: Elle Singapore.

También fue capaz de dominar el arte de las actividades diarias, como escribir 25 palabras por minuto con los dedos de los pies, amarrarse los cordones de sus zapatos, cepillarse el pelo, cepillarse los dientes, ponerse los lentes de contacto en los ojos y maquillarse, entre otras.

Fuente: Matt Corbisiero.

Fuente: Jessica Cox website.

Fuente: BTV/Youtube.

¡Y ni hablar de sus habilidades con el piano! Fuente: Elle Singapore.

Jessica, que está radicada en Arizona, dijo que era capaz de hacer cualquier cosa que quisiera esforzándose y practicando hasta dominar el arte.

“Creo que la sociedad les dice a las personas con discapacidades que no tienen la capacidad de hacer las cosas … pero para mí, cuanto más practico algo, mejor lo hago”, dijo.

.

Fuente: Elle Singapore.

Pero asegura que estos logros no habrían sido posible sin el apoyo de su familia.

El padre de Jessica, de 76 años, es un ex  instructor de banda; mientras que su difunta madre era enfermera. Tiene un hermano mayor de 36 años, y una hermana menor de 31. Ambos son sanos.

Fuente: Documental Right Footed/Youtube.

“De niña, le pregunté a mi madre por qué Dios me creó de esta manera, y mi madre me respondió que era porque Dios tenia un gran plan para mí”, dijo Jessica.

La joven admite que sin sus “maravillosos padres”, no seria la persona que es hoy.

Fuente: Documentary Right Footed/Youtube.

Actualmente, emprendió otro desafío y está dominando los trucos para balancearse o caminar sobre correas planas suspendidas, algo similar a caminar sobre la cuerda floja.

“Me gusta el reto de hacer algo nuevo y resolverlo. Y para mí, también hay este elemento adicional de saber que nadie ha hecho esto sin sus brazos”, asegura Jessica.

Jessica es graduada en psicología de la Universidad de Arizona y está casada con Patrick Chamberlain de 32 años, su instructor anterior de taekwondo. Todavía no tienen hijos.

Fuente: Jessica Cox’s Twitter.

Jessica ha tenido miles de discursos que inspiran a la gente sobre su discapacidad. También ha escrito su libro de auto-ayuda autobiográfico titulado “Desarme sus límites”, que ha vendido cerca de 6.000 copias.

También hay un documental sobre su vida titulado “Right Footed” (con el pie derecho), que fue transmitido en más de 80 países.

Share
Categorías: Vida

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds